Higiene mental frente al coronavirus

La realidad ha demostrado que los seres humanos podemos adaptarnos a circunstancias muy duras. De hecho, hay libros muy interesantes sobre ello como “El hombre en busca de sentido” de Viktor Frankl, un judío austriaco, neurólogo y psiquiatra, que en la Segunda Guerra Mundial estuvo en el campo de concentración de Austwich. En este libro, relata su experiencia de confinamiento y nos deja perlas como la que sigue: “Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontas ese sufrimiento” Clic para tuitear. ¿Con qué actitudes tomar estos días de confinamiento?¿Qué higiene  mental seguir estos días?
  1. Gestiona tu pensamiento. Cuando hay miedo o estrés, el pensamiento se puede volver muy recurrente y te puedes encontrar a menudo dando vueltas a lo mismo. Esto hará que alimentes tu emocionalidad negativa y que te sientas mal, así que, trata de no rumiar. Cuando te descubras haciéndolo, cambia conscientemente a un pensamiento positivo o ponte a canturrear una canción que te guste. Así alimentas estados emocionales potenciadores y tu higiene mental mejorará.
  2. Raciona las noticias. Si pasas mucho tiempo viendo o escuchando noticias que mayoritariamente son sobre el coronavirus, tu emocionalidad va a tender al miedo o incluso a la ansiedad, así que te proponemos que te marques un tiempo de noticias al día y no caigas en la tentación de estar enganchado todo el día, porque tus emociones lo sufrirán. Recuerda “ojos que no ven, corazón que no siente”.
  3. Ten una actitud positiva ante la vida. Pensar en negativo te traerá emociones desagradables que te harán sentir con decaimiento. Quizás necesites preparar algunos pensamientos positivos para tenerlos como recurso. Por ejemplo, “como en casa, en ningún sitio” o “dentro de un tiempo esto será un recuerdo”, o quizás algo más potenciador como “saldré más fuerte de esta experiencia”. Ya sabes, “al mal tiempo, buena cara”. Viktor Frankl lo expresaba de la siguiente forma: “Al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa: la última de las libertades humanas -la elección de la actitud personal que debe adoptar frente al destino- para decidir su propio camino.”
  4. Acepta con cariño tus emociones. Venga lo que venga, respira hondo y dale la bienvenida sabiendo que pasará. Observa tus sensaciones con curiosidad haciéndoles un espacio grande y viendo como cambian. Y date un poco de cariño. El cariño nunca sobra.
  5. Ocúpate, no te preocupes. Pon tu atención en respetar las normas sanitarias y no en preocuparte. Preocuparte por la situación no te llevará a sentirte mejor.
  6. Plantéate objetivos para este tiempo. Si tienes más tiempo libre, quizás sea un buen momento para recuperar aquello que es importante para ti, que te gusta o que se ha ido quedando mucho tiempo en los últimos lugares de la lista de tareas pendientes. Convierte este tiempo en una oportunidad para algo.
  7. Hazte un horario en el que haya tiempo para todo lo que es importante para ti. Así organizarás tu mente y tu tiempo, establecerás tus prioridades y podrás hacer frente a las tentaciones de deriva hacia las noticias o redes sociales.
  8. Medita. Seguramente lavarás tu cuerpo todos los días. ¿Y tú mente? Meditar te ayudará a mantener la calma y a volver a un lugar de serenidad y seguridad que está dentro de ti. Si nunca lo has hecho, aquí te dejamos nuestro nuestro ebook gratuito de iniciación a Mindfulness con audios que te ayudarán.
  9. Haz ejercicio. Mantener una rutina diaria de ejercicio mantendrá tu cuerpo en forma, despejará tu mente y será una inyección de dopamina y serotonina que te hará sentir mejor. Tienes mil propuestas gratuitas en YouTube y en otras plataformas.
  10. Mantén algunas relaciones sociales aunque sean telefónicas u online. Disfrutar de las relaciones importantes para ti, te generará una energía vitalizante que te ayudará en estos momentos.
  11. Resitúa temporalmente esta situación. Tendemos a no tener en cuenta que todo tiene su inicio y su final y esto nos carga aún más. Recuerda que igual que todo pasa, esto también pasará. Clic para tuitear
  12. Opta por el sentido del humor. Incluso en las situaciones más complicadas, el sentido del humor abre una brecha a la esperanza. Si vives en España tienes suerte, porque no te van a faltar oportunidades para que te rías con la creatividad de la gente. Y así acabamos, como empezamos, con Viktor Frankl: “Es bien sabido que, en la existencia humana, el humor puede proporcionar el distanciamiento necesario para sobreponerse a cualquier situación.” Clic para tuitear
    Recuerda que si necesitas ayuda para manejar tu “cabeza” estamos a tu disposición con programas de Mindfulness y acompañamiento personalizado.

    Cuídate mucho. 😘

Juanma Conde, instructor de Mindfulness.

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *